El mejor brandy del mundo elige la botella «Luz»

23/04/2020 - Viterbo - Italia

El inconfundible envase premium de Bruni Glass embellece el brandy Numa, campeón del mundo en la World Spirits Competition de San Francisco.

Un destilado exitoso solo puede lucirse con un envase igualmente exitoso. Valle del Marta, empresa agrícola de Tarquinia (Viterbo), lleva cinco generaciones transmitiendo recetas antiquísimas con casi 120 años de tradición agrícola local. En pleno corazón de la península itálica, en medio de dos de las regiones más bellas e históricamente ricas del país, los hermanos Mario y Franco Pusceddu traducen su pasión y entusiasmo por el mundo agrícola en distintos destilados de alta calidad. Su brandy Numa, fruto de un antiguo método de destilación y elegido como el mejor destilado del mundo, puede hoy deleitarse tras sus veinticinco años de envejecimiento.

Cómo no mencionar el increíble éxito alcanzado durante la prestigiosa World Spirits Competition de San Francisco, celebrada del13 al 15 de marzo de 2020, en la que Valle del Marta ha visto 3 de sus productos subir al podio: medalla de bronce para el licor amaro Tarquinia, medalla de plata para el aguardiente grappa Tarquinia y proclamación como campeón del mundo al brandy Numa. Y todo ello, a menos de un año de la obtención del primer puesto para el brandy Superbo (también hijo de la empresa italiana de Lacio) en el Premio Alambicco d'Oro de 2019, quedando así patente que calidad y trabajo duro siempre tienen su recompensa.

Mario Pusceddu, propietario de la empresa agrícola junto con su hermano, nos ha hablado de la elección del envase para sus productos premium: «Llevamos utilizando desde hace 7 años la botella Luz de 700 ml de Bruni Glass para muchos de nuestros productos. Gracias a esta valiosa contribución, hemos podido acometer un proyecto que refleja plenamente el concepto inicial. Nuestros destilados, muchos de los cuales llevan el nombre de algunos de los 7 reyes de Roma, precisamente para subrayar el fuerte vínculo con la historia, requerían una botella evocadora. La «Luz», con su diseño único, retoma con su forma simple y lineal la historia clásica, trasladándonos a 3000 años atrás y creando un vínculo indisoluble con la antigüedad. La asistencia que el Equipo de Ventas de Bruni Glass para Centro y Sur de Italia y, en particular, Mirko Mancini y Fausto Proietti, nos han brindado ha sido esencial para poder conseguirlo».

Hablar con los hermanos Pusceddu es como dar un salto en la historia. Su historia comienza en Poggio Ranocchio, preciosa localidad situada sobre una colina que Plinio el Viejo elogiaba en sus cuentos y en la que hoy encuentra su dimensión la empresa de Viterbo. El que fue el primer enogastrónomo de la historia enviado al norte de Roma por el Imperio para patrullar el territorio, y quien quedó fuertemente prendado de la belleza del puerto de Tarquinia, es solo uno de entre los numerosos apasionados de este impresionante paisaje. Es con gran honor que agradecemos a la familia Pusceddu transportar el orgullo de la excelencia y de la tradición italiana por el mundo. Y la historia continúa.